31 de enero de 2010

180

cAMBIO DE SENTIDO.

mIRADAS QUE PESAN. ¿pOR QUÉ LOS AÑOS NOS HACEN FRÁGILES?

***

rAREZAS CALAMARIANAS, EN EFE EME RADIO. lA PRIMERA:



iNTENTARÉ PONER LOS OTROS TEMAS.

nUIT DE DIMANCHE

cORREGIMOS, ESCUCHAMOS A g. bRASSENS---

Mainer, p 48. de La edad de plata

Gómez de la Serna sobre el JRJ de los inicios: "un poeta de esa intimidad presupuesta que brota de las cortinas amarillas, de los canapés y de las vitrinas en que sólo hay abanicos que fueron descotes".

Me parece, igual me equivoco, que el es identificativo depende de que el tiempo ha pasado por la metonimia.

La utopía tecnológica en el mundo antiguo, según Lafargue

"El prejuicio de la esclavitud dominaba el espíritu de Aristóteles y de Pitágoras", se ha escrito desdeñosamente, y sin embargo, Aristóteles pensaba que "si todo instrumento pudiera ejecutar por sí solo su propia función, moviéndose por sí mismo, como las cabezas de Dédalo o los trípodes de Vulcano, que se dedicaban espontáneamente a su trabajo sagrado; si, por ejemplo, los husos de los tejedores tejieran por sí solos, ni el maestro tendría necesidad de ayudantes, ni el patrono de esclavos".

El sueño de Aristóteles es nuestra realidad. Nuestras máquinas de hálito de fuego, de infatigables miembros de acero y de fecundidad maravillosa e inextinguible, cumplen dócilmente y por sí mismas su trabajo sagrado, y a pesar de esto, el espíritu de los grandes filósofos del capitalismo permanece dominado por el prejuicio del sistema salarial, la peor de las esclavitudes. Aún no han alcanzado a comprender que la máquina es la redentora de la Humanidad, la diosa que rescatará al hombre de las sordidae artes y del trabajo asalariado, la diosa que le dará comodidades y libertad.

Tomado de aquí, que lo toma de otro lado.

¿Qué es la conciencia moral?, II

Me inquieta la idea de anular, que me dijo uno de mis jefes, a mí, que soy un subordinado de todo y de todos. No alcanzo a comprender de qué manera podría atesorar yo algo de ese poder paradójico por destructivo. Sé, como decía otro de ellos, que nada nos obliga si no es el amor, que en cierto respecto es éste el punto de vista correcto; y que todo lo que hagamos los seres humanos nos supone una carga, o la imponemos, añado por mi cuenta. Sin embargo, me sigue preocupando la idea de que yo pueda anular a alguien, yo que nunca fui nada ni lo soy.

Paul Lafargue, qué curioso!

O del materialismo histórico pasado, apenas nacido, por los espejos cóncavos del Callejón del Gato.

Voici este fragmento atemporal (trad. Diario Público, 2010):

30 de enero de 2010

¿Qué es la conciencia moral?

Piedad y felicidad recorren caminos distintos. Así reza el impío, el cobarde.

¿Será posible?

¿Se nos creería si mantuviésemos que la belleza es amarga? Que pertenece a lo intempestivo que Platón proclamara como Idea. Platón, el mismo que sostuvo (es mentado en "La casa de Asterión") lo innecesario de la escritura, sus falsas pretensiones. La belleza: un acontecimiento como el de una flor tardía. Está el campo feo, esta tarde y aquí, y unas semanas después (si el dios nos concede verlo) hasta el aire ha cambiado y una flor solitaria y clara tendría que medirse con otras.

Querencia a lo feo

Los espejos propios.

La belleza, por su parte y contradictoriamente, salva y condena.

Te lo dice un brother

La rapacidad del campesino español reconvertido en especulador de tierras no tiene límites conocidos. Los especuladores, en muy otro sentido, no tenemos nada que hacer con estos buitres astutísimos.

Überhaupt

No temas, confía. Sin nombre y sin rostro. Abriendo un hueco, de duda, con cada palabra.

I believe

El número de fariseos siempre excederá al número de tolerantes, lo mismo que la cantidad de virtud tenderá siempre a superar la cantidad de verdad.

La inquietud que enturbia los ríos

Una mentira arrastra a otras cien: derivadas o de propina.

29 de enero de 2010

Puntos de vista

Quien dice que anula, quien dice que se entrega. Y los dos llevan razón.

Avatares

Eso

y

un texto de Ramiro de Maeztu, del año 1899 (no recuerdo el título del libro, voy a mirar), en el que escribe acerca del disvalor de la educación.

***

vIVIR CONSISTE EN UN SUFRIR IRRAZONABLE.

***

mAEZTU SOBRE EDUCACIÓN. vOILÁ.

28 de enero de 2010

Insania

Nos regalan los hacedores un instrumento demasiado pesado. Se llama el lenguaje. A mí personalmente me hace sentir infeliz, de continuo. Sé que debo seguir hablando, y no sé muy bien por qué. Por la noches leo a Pavese. Por nada, por olvidar y ser otro. Aunque el modelo (C. P.) no me convenga a mí ni a nadie. La referencia. Malhaya sea. Yo no la encuentro por ningún sitio. Un bosque, había escrito antes. Un territorio en el cual abrir un camino. No lo conseguí. El sendero se me quedó impracticable, cubierto de ramas que me hacían caerme y sangrar, casi a cada paso que daba. Me torturo, no la encuentro. Está la imagen mental, entre el signo y ella: ella, la referencia, la cosa del lenguaje. Sin embargo, a mí con la imagen no me basta, de ningún modo. Yo quiero su cuerpo (el de la palabra). No me conformo con que el significado consista en algo menos que en una pasión. La torpeza de mis términos, el mal uso al cual yo he acostumbrado el divino don (de decir), no termina de renunciar (o soy yo el que no se resigna) a su parte de absoluto. Le resta a ella, de momento,  le queda a la conciencia el flujo de las imágenes, apareciendo y desapareciendo, sin que yo convoque ni las idas ni las venidas. No tengo en todo ello nada que hacer, y es mejor que suceda así. Esta tarde, por añadidura, hace muchísimo frío. Concuerda el mundo con el sentir íntimo. Seguramente sin intención alguna de bondad por su parte (por la parte del mundo), y sí por causa del mismo azar esquivo [o esquinado, cruel, el mismo que teje la red de días que nos va destruyendo sin compasión alguna y con olvido completo].

Nosotros

Lo que escribimos: no un camino desbrozado en el bosque. Antes bien, la broza, los restos de la limpieza. Pero ningún camino.

Ni vu ni connu, II


Ni vu ni connu

Paul Valéry, "Le Sylphe"

Ni vu ni connu
Je suis le parfum
Vivant et défunt
Dans le vent venu !

Ni vu ni connu
Hasard ou génie ?
À peine venu
La tâche est finie !

Ni lu ni compris ?
Aux meilleurs esprits
Que d’erreurs promises !

Ni vu ni connu,
Le temps d’un sein nu
Entre deux chemises !

De otros

De lágrimas, de música y de citas.

De diario.

Asterión

El laberinto no podría ser el mar, ni los redimidos los suicidas. Tendría que practicarse algún tipo de censura en el mito y el en texto borgeano que lo recrea.

Necesidad

Palabras e imágenes. El enfermo, el obsesivo.

Ni visto ni oído

Apenas un seno desnudo entre dos camisas (Valéry/Guillén). El viento.

27 de enero de 2010

Nadie me entiende

O de la soledad de los monstruos y sus dobles posibles.

O de la infinitud inasumible y los límites que uno se pone. La tragedia de uno los demás la cuentan como un cotilleo: "¿Lo creerás, Ariadna?"

Lógica, Deaño

En el poema Le Sylphe, de Paul Valéry, hay un verso que dice "Hasard ou génie?". Jorge Guillén traduce: "¿Genio si no azar?". (En la Introducción a la lógica formal.)

Deaño pregunta si la traducción sería válida, no ya poéticamente, sino como inferencia (tomando el original como premisa, la traducción como conclusión).

El poema según Guillén.

Pensamientos en una nevada


Foto de Mª P. del Castillo.

La sentencia de Anaximandro

Alguien ejerce su derecho, y no cabe duda de que puede hacerlo, y quizás otro se vea con su vida destrozada (saboreando una torpe depresión). Jacta est.

Me gusta la idea de que el don pueda migrar, que una especie de fluido de la simpatía pueda percibir in distans.

26 de enero de 2010

Convencido

Hay personas a las que no conviene la información---

A mí.

L´ hasard

... así como la traducción que hace Jorge Guillén de un verso de Paul Valéry...

Que no falte de nada



Paul Lafargue, en El derecho a la pereza, según la versión del libro que entregó el diario Público, contra pago de un euro, el sábado pasado (p. 14). España de Merimée a derechas e izquierdas, seguramente porque era y sigue siendo verdad. Nota bene: De más esta decir que yo mismo me reconozco en la figura del “atrevido andaluz”. No faltaba otra.

Nada más que un día horrible

Frío, mucho frío, nieve y agua, tormenta, preocupación.

***

Tarea: escribir sobre los gemelos, el doble y el don curativo. Buen tema. La imagen de una pareja de niños, chico y chica, tomando al bebé de un mes y salvándolo de una muerte segura (sin soluciones médicas).

...

Yo esta imagen la he visto, cuando lo contó. La fotografía, y en blanco y negro. Materia para un cuento, de acuerdo. Para quien tenga talento para ello. Materia de inquietud también. Lo que no se comprende nos inquieta. Pero yo soy un racionalista, ateo en estas cosas. Que lo único que concede es el síndrome y la curación, aunque no los mecanismos espirituales, supuestamente presentes en todo el asunto. Lo que más me inquieta, después de todo, es la recurrencia de este tema en mi modesta vida. ¿La repetición?

***

Ritornare.

25 de enero de 2010

¿Por qué no atreverse?

Fernando Fortún, poeta.

Es lo que hay

Somos necios, pero no se qué otra cosa podríamos esperar de la desolación del mundo---

¿Qué saben nuestros días de nuestras noches, la tarde de la mañana?

Absurdo

Los iconos nos angustian. Esta civilización nos angustia. Necesitamos un imposible: serenidad.

La conciencia de la desesperación, y del daño que ésta provoca en el pensamiento, en forma de retenciones y revueltas mil, te libera o distrae un rato. Ya pasará, te engañas.

Pavoroso

Si va en serio:

En el blog de G. Luri, lo que cuenta una maestra:

Lo que me han enseñado en la Universidad es que no debo preocuparme mucho por los conocimientos, que mi prioridad debe ser proporcionar situaciones de aprendizaje favorables para el alumno, un buen clima en el aula.

Ítem más, a lo genérico. La sociedad procede por sinécdoques.

La verdad, III...

Yo soy muy mal razonador. Hago mi observación furtiva y salgo corriendo, temeroso de la policía del pensamiento. No pretendo más.

Infelicidad

Lo malo del capitalismo: su inexorabilidad. Cualquier ideología alternativa acaba en un contrato de compraventa (del alma).

Pascal

Les raisons du coeur. Vs. Descartes.

¿Eudaimonía?

Comparadas con las capacidades productivas y consuntivas de las sociedades tecnológicas, las culturas primitivas no tienen nada que decir. Ahora bien, el desgarramiento que provoca una crisis económica (vamos a denominarlo infelicidad) no tiene parangón con los problemas de supervivencia (graves que sean) en dichas culturas.

No estoy seguro de si realmente es así...

24 de enero de 2010

¿Aclaración?

¿Para qué? La vida es criptograma. La escritura no iba a ser menos. Perteneciendo, a fortiori, a seres marginales. ¿O es a fortiori perteneciendo?

Eureka

Al cabo del tiempo se necesita decir una verdad y se dice. No hay nada más hermoso que un sistema asentado en una verdad. Lo rubrica Descartes.

Maquiavelos

Quien quiera peces.

Ansiedad

Hartura de libros, y de verdades. Paseemos.

La verdad, II...

La sabiduría está en el silencio. Te lo dice un tonto hablador.

No es el menor peligro de hablar el de decir lo que se piensa.

Modernidad

Sive de perfectione theoriae.

For instance:

"La mirada de las lágrimas, húmeda y borrosa, se opondría claramente a la omnipotencia de la visión y a sus metáforas lumínicas. Las lágrimas perturban la claridad de la visión, nos nublan la mirada y no dejan que veamos las cosas como son. Es decir, las lágrimas impiden el acceso a la verdad del mundo, una verdad que, en la Modernidad, es eminentemente visual."

Ejemplo de una mirada post-cartesiana, corporal o contaminada, quiero aclarar---

También tendré que mirarme este texto.

Variación cartesiana

A veces tengo dudas, a veces lo veo claro.

La verdad...

Hay libros que a fuerza de amenidad, de quererlo, se hacen pesados. Por suficiencia del escritor o porque, llevas razón, este hombre es un redicho.

23 de enero de 2010

Razones habrá, II

¿Por qué no escriben los amigos? El mundo es más frío así.

***


Vía Coctelmarx.

Razones habrá

Está quien decide no morir un año determinado y no sabe o, lo más probable, no quiere enterarse de que así está matando a otro. ¿Tendría que ver Anaximandro?

Moral tuya

Quienes te conocen mejor de lo que tú te conoces, más o menos todos aquellos con los que te tratas por un motivo o por otro, te llevan diciendo desde hace tiempo algo en lo que tendrías que pensar: que no hay situación más absurda que la de necesitar a los demás y no confesarlo o mostrarlo. ¿Por qué se tiene que ser tan desabrido? Por orgullo no es. Por complejos, llegado el caso tampoco. Así parece que la rutina te ha fabricado una coraza que te impide soltarte y reír, como te dice aquel amigo querido.

¿Moral del Eclesiastés?

Veamos si esto fuera posible (Browning, Diccionario de la Biblia)... Humm! Escepticismo y rectitud moral convencional, un estar a buenas con el dios sin esperar demasiado (quiero decir sin esperar esa justicia contable que al "es" meritorio le carga el "debe" del cielo, o del otro)... Sí que parece posible y yo pienso (ja, yo pienso y lo que viene después, rien de nada) en algo de Pessoa, del par. 228 del Libro del desasosiego.

El antisócrates

El moralista es un necio. Además de feo. A causa de lo rotundo de esta última cualidad, S. debió sin duda ser despreciado por su esposa y por las vecinas, las cuales, por la mañana muy temprano, fregoteaban a la puerta de sus casas, cuando él se dirigía en busca del sol y sombra reparador, en el bar cercano. Este local en verdad nunca se había distinguido por la pulcritud, pensaba el feo ético; a la vez que consideraba (misterios de las simultaneidades cerebrales) que su vida habría sido bien distinta si él se hubiera desempeñado solamente como un gañán romántico, de los que luego se olvidan, pero que entretanto han cumplido su labor. El veneno desdeñoso de las comadres barrenderas y madrugadoras debíase muy probablemente a que sus consortes tenían de lo primero y sobrado, mas no de lo segundo. Así que tenían que tomarla con los raros.

Sabiduría ancestral

El fin justifica los medios. Falsedad ancestral de la moralidad.

Inferencias

Si en los libros hablamos con los ojos a los muertos, entonces en nosotros, residentes de ese mundo, las almas son como ríos de tinta seca.

22 de enero de 2010

De vez en cuando

Encuentro algo que creo que merece la pena.

De hecho, creo que mi oficio en este mundo es encontrar cosas, situaciones, textos, etc. que merecen la pena. Manteniéndome yo en un segundo plano o inexistente.

Ironía

No queda nada de la obra. ¿Qué tipo de obra íbamos a producir nosotros? ¿Producir? ¿Trabajadores? Dialéctica de otra época. No se aspira al texto, siquiera. Bastante hay con los fragmentos. En ellos quizás se observe que durante aquella semana no leímos, y no aprendimos nada. Malvivimos. Eso quedará.

Eso sí, puedes escuchar a Simple Minds.

M. C.

De él no quiero recordar ahora la obra, sino algo que dijo acerca de las circunstancias de su vida a principios de los 90. Tampoco puedo precisar dónde lo dijo. Acaso en un libro de entrevistas que le hizo aquella periodista. Sí, aquélla. Su vida se le complicó aún más poco después. Sobrevivió, y queda la obra de un clásico de las ciencias sociales, supongo. Pero yo me he acordado de él por sus palabras de persona común, y no importa que él sea un sabio y yo nada más que alguien que pasa por el mundo con una mirada normalmente asustada y que lee de vez en cuando a Pavese, sin que, la verdad, le vea el provecho a tan necesaria ocupación. Pero estoy seguro de que él, M. C., sufría como Pavese, en 1992, 1993 o por ahí, en ese tiempo tan lejano. ¿Verdad?

Así es

Umanisti sopravvissuti sono umiliati dalla società dell'informazione. I poveri.

***

Georges Brassens, cap. 3, 8 de enero, en Flor de pasión.

I´m sorry (intemporáneo)

¿Quién eres tú para hacer juegos verbales?

Es un padre...

Ha sufrido...

Viene por su orgullo, el hijo... su sangre, dolor y alegría...

Pero tú no eres malo, porque no se trataba más que de tu inadvertencia. Ni malicia tenías. Además, aún conservas la hombría de pedir perdón. Aunque sea a nadie, o a la dignidad de un padre que todo lo ha entregado.

Exactamente

Precisión de la nota.

Si se hubiera tratado de una lectura de Hegel lo referiría de otra manera.

¿Logomaquia?

"... la Mathesis universalis solo alcanza la matematicidad no-matemática de las matemáticas para soldar de inmediato la cesura de la abstracción" (J.-L. Marion, Sobre la ontología gris de Descartes, Escolar y Mayo,  p.80)

No tanto: salvo cuando estos mismos franceses se salen de madre, es difícil que los filósofos se dejen engañar por filósofos, por lo ininteligible de su escritura. Yo me comprometo a darle sentido a las palabras de Marion, acordándome de Heidegger, de Aubenque, de Aristóteles, de Nietzsche y de Richard Wagner.

21 de enero de 2010

Cenáculos

Quien no reconozca que de alguna manera vale la pena enloquecer por una palabra, o por la verdad de una proposición, no merece que le recibamos entre los nuestros.

Qué más nos da el mundo, bastándonos nuestra propia lógica.

"Trabajar cansa", titula Pavese. El lenguaje cansa, me vengo diciendo desde hace muchos años. Agotado.

Quise decirle: Pavese es un alma desolada, y por lo mismo de las pocas necesarias. ¿Lo querría entender?

La più bella canzone



Questa è la storia di uno di noi,
anche lui nato per caso in via Gluck,
in una casa, fuori città,
gente tranquilla, che lavorava.

Là dove c'era l'erba ora c'è
una città,e quella casa
in mezzo al verde ormai, dove sarà?

Questo ragazzo della via Gluck,
si divertiva a giocare con me,
ma un giorno disse,
vado in città,
e lo diceva mentre piangeva,
io gli domando amico,
non sei contento?
Vai finalmente a stare in città.
Là troverai le cose che non hai avuto qui,
potrai lavarti in casa senza andar
giù nel cortile!

Mio caro amico, disse,
se qui sono nato,
in questa strada
ora lascio il mio cuore.
Ma come fai a non capire,
è una fortuna, per voi che restate
a piedi nudi a giocare nei prati,
mentre l in centro respiro il cemento.
Ma verrà un giorno che ritornerò ancora qui
e sentirò l'amico treno che fischia così,
"wa wa"!

Passano gli anni,
ma otto son lunghi,
però quel ragazzo ne ha fatta di strada,
ma non si scorda la sua prima casa,
ora coi soldi lui può comperarla
torna e non trova gli amici che aveva,
solo case su case,
catrame e cemento.

Là dove c'era l'erba ora c'è una città,
e quella casa in mezzo al verde ormai dove sarà.

Ehi, Ehi,
La la la... la la la la la...

Eh no,
non so, non so perché,
perché continuano
a costruire, le case
e non lasciano l'erba
non lasciano l'erba
non lasciano l'erba
non lasciano l'erba

Eh no,
se andiamo avanti così, chissà
come si farà, chissà...

Va bene, II

Adriano Celentano

Sin pretenderlo

Qué suerte que no se entienda lo que escribe uno -porque no siempre quedan claras las intenciones-, de manera que pueda darse pie a las interpretaciones maliciosas. Efectuadas por uno mismo, quizás.

Phrónesis

(Reaccionario, aunque él sostiene que se lo debe a Ortega)

La ausencia de jerarquización implica que sea casi un milagro que la necedad no de pie a la ira del que ha de soportarla por oficio.

Erótica

El aprender representa un esfuerzo del amor.

Agustiniana

Intuí, entendí; busqué explicaciones y no hallé nada.

20 de enero de 2010

Va bene



Como un erudito del infortunio: se puede ver esto.

Fictio personae

Si su dicción es tan clara se debe a que no alberga ninguna intención. Arregla sus frases en un presente sin rellenos.


Cuando de hecho no se le entiende, no es que busque hacerse el interesante. De ningún modo, sino que le parece indiferente el tropo como tal: no busca embellecer. Su claridad consiste, al cabo, en eso mismo: en arrojarlo (letra o figura, lo mismo). A nadie, por nada.

De las proposiciones protocolares, II

El mundo consiste en una serie, potencialmente ilimitada, de intercambios asimétricos.

La emoción vela la comprensión textual.

No se ha de menospreciar la magnitud del autoengaño persistente.

Copio

11/12/06


Tierra

Rilke diciendo de los muertos:

"¿Son ellos los señores que en las raíces duermen / y nos dejan gozar de aquello que les sobra, / de esa cosa intermedia de fuerza muda y besos?" (Sonetos a Orfeo, XIV; trad. de E. Barjau)

¿Cómo entender la "cosa intermedia" del último verso, perfecto? Puede referirse a los hombres, ni animal ni dios (tampoco ángel): la composición de vida con muerte, de cuerpo y alma; también la aspiración a la belleza, irrealizada; a la verdad del oúk-topos platónico, celeste.

¿Por qué no ser arbitrarios (que nos sea permitido al menos una vez) y definir esa realidad entre mundos a partir de los modos en los que la conciencia se orienta al tiempo, falseándolo o distrayéndolo: la esperanza y la memoria?

Pero ¿cómo les sobra memoria a los muertos, si no son? Si son nada más que sombras y han perdido la voz: aunque es una fuerza que habla, y que debe callarse en el preámbulo de los besos (para seguir las reglas). ¿O debemos pensar que se trata de su generosidad pasada, y no reconocida a tiempo? En ese caso, si nos dejan la alegría, será que el trabajo fructifica: ellos dormidos en las raíces, vivientes (¿ellos de prestado?, ¿nosotros soñándolo?).

Publicado por MLL en 6:14 PM

***


Copio y comprendo que no he avanzado nada. Eterno retorno. 

De las proposiciones protocolares

Nunca esperar nada: y así las frases vienen sin emoción y ciertas.

Baudelaire no, Flaubert



 

Bouvard y Pecuchet, según la traducción de Cátedra. Quizás no sea un gran libro (quizás no sea una obra maestra, que no lo sé ni soy competente para decirlo yo ni sé si hay alguien competente para ello). Pero es un libro necesario. Porque señala hacia una disposición humana básica: la del saber. Sólo que este anhelo, en el caso de los estrafalarios amigos flaubertianos, sucede en un campo inapropiado.

19 de enero de 2010

RMR

No sé bien en cuál de los Sonetos a Orfeo se sitúa la vigilancia insomne de los muertos entre la materia y el beso, ni se por qué esto me obsesiona. No lo comprendo, pero no me importa comprenderlo.

Northern exposure

Resignación

Así denominan a la oscura indecisión de los hombres, al turbio lenguaje de sus negocios. Tragedia de las conciencias.

... algo en vez de nada


Flaubert, B. y P. (trad. Cátedra).

Cicely en el Valle

Deconstruyendo

Los del río: "Hey Jude".

***

La Universidad de Sevilla permite copiar.

País de (malsonante).

18 de enero de 2010

Rilke

Dije mi palabra, la dije sin mediaciones, sin impostar nada---

No todos pueden decirlo---

Trouvé

Heaven after or before Hell: To live, from Kurosawa.

Pues está quien le dice así sea al cielo y al infierno, así sea aquí y no más tarde ni en otro lugar.

Nietzsche ou l´hasard.

Piedad, los padres son los dioses

Gregorio Luri:

Pero cuando uno tiene en su casa "como un tesoro inmóvil y abatido por la edad" a su padre o a su madre, no debería creer que una estatua sin vida tiene más valor que ellos a los ojos de los dioses.

Concepción particular de la verdad, II

El peor pecado: la frialdad. Por él somos condenados, antes, después y siempre.

El mal que hago seguramente no me lo perdone Dios, pero quizás me perdone el bien presente. Si soy capaz de encontrarlo---
 
La vida es azar y marrulleria---

Vamos a ser platónicos ...

... , o demagógicos:

¿Qué significa el cine respecto a la tragedia? ¿La hipocresía mundial?

Realidad fantástica


Foto de Mª P. Romero

La caída de los pronombres

Se resuelven los negocios en la mayor trivialidad. Una obra de teatro en la que los actores van volviendo cada vez más densos sus movimientos, hasta congelarlos...

...entre las ruinas... entre las ruinas me imaginé que encontraba...

... hallé una indiferencia pasiva...

Qué difícil moverse entre el sueño, salir de sus trampas y hablar...

17 de enero de 2010

Reflexividad indefinida

Cuando alguien declara que un diario como el de Kafka o Pavese no es para publicarlo en vida (el de Amiel tampoco), está dando pie a que alguien simule que él, por su parte, sí ha decidido publicarlo. (El conocimiento de una verdad empírica se presta a un abismo mental: ¿ficción o realidad en lo que escribe?)

Concepción particular de la verdad

Soy un enfermo: reflejo en la cara el puro y honrado abandono de mi mismo (a este respecto no cabría engaño), pidiendo que no se tenga piedad de quien no la merece. Tan miserable, el yo, que quizás sufra para contarlo.

Vivencia

La serie numérica ascendente: ¡que desesperación del no pasar! Cuesta abajo: ¡que delicia!

(SIGUEN FALLANDO LAS MAYUSCULAS.)

Proposición protocolar no. 1

Tengo la cabeza como un bombo. (Ya sé que quienes me conocen sabrán que, esta precisamente, no puede ser una proposición de ese tipo. Lo prohibe el Círculo de Viena.)

Pues eso, la vida...

Fats Domino

Kafka on Journal/s, y XVII

1915

16 de enero de 2010

Bien, es que andaba yo ocupado…

... en inútiles devaneos mentales (esas desavenencias que tengo con el lenguaje y con las cosas) y me encontré esta maravilla en un blog hermano (creo), como de los que habitan en calles paralelas:

Cesare Pavese

***

Mira uno en el buscador interno del blog y se da cuenta de las veces que ha citado a Rilke, del cual casi nada sabe. Aparte de que lo escrito... ¿lo he escrito yo?

= Vergüenza.

No hay vuelta atrás

Haití.

Frialdad mundial de facto. Los condenados no han de esperar algo diferente.

Lo mismo o parecido: I. C., 15 de enero.

¿Cuál sería la utilidad?

Kafka on Journal/s, XVI

¿23 de octubre de 1917? ¿Fragmentos póstumos?

Conócete a ti mismo no significa: obsérvate. Obsérvate es la palabra de la serpiente. Significa: hazte señor de tus acciones. Pero ahora ya lo eres, eres señor de tus acciones. La palabra significa entonces: ¡Desconócete! ¡Destrúyete! Por consiguiente, algo malo, y sólo cuando alguien se inclina profundamente puede oír al bien, que dice: «Para hacerte el que eres.»

Kafka on Journal/s, XV

1921

Manuel Castells

Entrevista.

Buenas intenciones.

Alguna reivindicación:

- ... Pero no es evidente que como sociedad podamos prescindir de la naturaleza y podamos prescindir de Dios.
-¿En cualquiera de sus formas, qué pasa si lo hacemos?
-Venganza, venganza. Por un lado, la naturaleza dice que como planeta puede estar perfectamente sin el ser humano, pero este, como siga así, desaparecerá como especie. Es la venganza de la naturaleza...

Uno, dos y tres

El teórico, en contra del origen del término, no se revela siempre como un observador perspicaz.

Pocas cosas se hallaran más desagradables que un espíritu desabrido. Vaya con Dios.

Locura es la exhibición pública del incumplimiento de las normas.

Convencido, II

Un tipo como yo se arrepiente de lo dicho nada más decirlo, o casi. Una estúpida capacidad reflexiva que se dispara y que te dice que los gestos son los de gallo de pueblo o poeta pretendiente a Juegos Florales. Eso, o el casino.

15 de enero de 2010

Convencido

Un tipo como yo debería tener vetado el acceso a algunas páginas de Internet.

Vergüenza

Cuando escribo algo que debe valer como un argumento público, objetivo, razonable, no puedo evitar sentir vergüenza. Me parece ridícula la pretensión de demostrar algo, de mostrar la competencia racional. Le doy al Enviar (del comment) y me vienen los colores (y si no quiere ser uno metafórico, que tampoco hay que pasarse, una especie de rubor interior o desazón molesta). ¿Soy honrado, como quiero, o simplemente débil, como me temo?

En ese punto, el único juego de lenguaje que me parece aceptable es el del yo que se parodia en su decir, que hasta desluce su ironía en lo que habla.

El reparto

Aquel obtuvo o se le concedió la piedad. Quiso convencerse a sí mismo de que era un don, de que podría transformar aquello que manara de su corazón compasivo en una mirada abierta y una generosidad sin fisuras, a todo y con todos. No quiso darse cuenta de la carga que los decálogos morales llevan consigo, como su contraparte de letra pequeña. El dolor, en este caso, que resulta de evitar un mal mayor e ir deshaciendo, con pequeñas y continuadas dosis de resquemor, su propia alma.

Érase

Conocí una vez, hace de ello tanto tiempo que ya no puedo estar seguro de que no fuera un sueño, una ciudad maravillosa de calles estrechas y gentes amables. Tan estrechas que los seres profundamente infelices no cabían por ellas (dilataban su peso anímico) . Fue antes de venir aquí, a esta región calcinada, a purgar unos pecados que desconozco. Pues o yo no guardo bien la memoria de mis hechos o no ha sido mi mal tan grande. Aquí me veo, cada día sísifo renovando su castigo, mientras mis amigos de antaño (¿de veras que los he soñado?) alegran con sus pasos cantarines y su risa de amplios ecos el enredado núcleo de la vieja urbe costera. Cada uno (yo aquí, ellos allí) en su calle euclídea, sin promesa de reunión.

Katá symbebekós

A un idiota le compran un coche y va y lo dispara.

... A otro, ya mayor, le conceden el deseo de un deportivo rojo (de medio pelo) . ¿Para qué?

14 de enero de 2010

Tú... ¿te crees lo que escribes?

Sin embargo, esto que te miento te lo puedes creer sin condiciones: Bill Evans Trío, 1959 (A todo jazz, Radio 3, 3 de enero)

¿Qué significa Versus?

La filosofía

y

esto:



***

El Eclesiastés,

Rousseau (con el reggaetón).

Convencido

El hombre que no es generoso ha muerto. De nada le sirven las otras verdades que pueda tener. Mucho menos las riquezas (atesoradas les dicen). El hombre generoso considera que sus amigos son mucho más valiosos que él. Eso le salva en parte: si intenta ponerse a su altura.

Esto no tiene que ver con humildad alguna, ni verdadera ni falsa, sino con el deber ser (con el valor ejemplar y lo que demandan los modelos).

Deberes sociales, puntos de vista

Creen ellos que acompañan al difunto. Sucede en realidad al contrario: él les compadece, de su ignorancia y sufrimiento vivientes.

Tiempo

Los ríos cambian, los niños ríen. Uno y el mismo dios presidente.

Ever

Lo pensado el día anterior no se cumple al día siguiente. Cada vez se va sabiendo mejor esto… el día anterior. Vaya cartesiano (propósitos firmes) estás tú hecho!

Contar

Algo, aunque sea verdad.

***

Poema.

También (ibíd.): Hablo simplemente de la soledad física real en una húmeda casa mal acondicionada en un inusitadamente lluvioso mes de enero

***

Algo que acabo de recordar:
Me río, no tiene gracia.

13 de enero de 2010

Haití

El horror y nada más.

Hélas, cuéntame

Si vale algo lo que se escribe tiene que ser al precio de un hundimiento bastante poco recomendable. El mundo entero, nosotros en él, revueltos o separados, nos duele. Qué demonios! Cualquier cosa nos angustia! No comprender algo que te dicen, angustia. El sufrimiento de alguien cercano, por pequeño que sea, lo mismo. Dicen: quizás no haya nada que comprender, en las historias filmadas o en las reales. Razón llevan. Está la voluntad que dice sí o que dice no, la alegría o el deseo malogrado. Al precio del no (nunca) se escribe. La voluntad realizada no necesita ponerse a contar. Ella es plena y redonda, para rodar por el tiempo que le corresponda. Quien tropieza debe levantarse. Ha caído y lo que escribe expresa su carencia. La exprime (si jugamos con los sentidos de las palabras que aprendimos entonces, a principios de los 80). Algo se ha roto en él y lo que escribe representa el intento de su recomposición. Cíclicamente se ve obligado a realizar este movimiento que va del suelo a un modesto cielo encristalado de palabras, para darse una mínima seguridad que en su carne no tiene ni por asomo. La carne fuerte y mortal.

Kafka on Journal/s, XIV

19 de diciembre de 1913. Odio la autoobservación activa (...) Sobrellevarse con calma, sin precicipitarse, vivir como uno debe, no andar persiguiéndose la cola como los perros.

Me viene que ni de perlas hoy el apunte kafkiano (cortado como lo corta Jacques Le Rider). La versión francesa no menciona el imposible empeño canino: esto es, que los humanos nos comportamos bobamente, igual que nuestros buenos, transparentes, ingenuos amigos. "Ne pas tourner cyniquement autour de soi-même", pone. No. Es algo diferente. La mansedumbre ha dado paso, potencialmente, al desprecio (cínicamente).

Personas

Impostar la voz no sirve. Se nota. Demasiado.

La humillación, como virtud religiosa, está bien.

Pseudocreencias

Te piensas que tus verdades son, contingentes que sean. De repente queda una combinación de signos, la materia se te ha convertido en forma y tú expuesto al aire frío.

Verdades contingentes

Los cobardes callan, los hombres preguntan---

Un esfuerzo: el de decidir decir las cosas---

Un miedo: que sean dichas, que la realidad nos vuelva bofetadas (las suyas) por intenciones (las nuestras)---

Eric Rohmer. 

***

S. Ray:

Nos llamó la atención, fundamentalmente y de manera inolvidable, el trigal al viento de La canción del camino, en aquellos maravillosos años, cuando veíamos cine y creíamos comprender las historias.

¿Por qué nos llaman la atención esa imágenes, justo esas imágenes, y qué es lo que significa?

Habrá quien piense que lo de ir buscando sentidos revela una mentalidad infantil, y que si se dan (los sentidos), se dan, antes que nada, en el cuerpo, nunca en el lenguaje del rastreador.

El fin justifica los medios

Rosenberg planeó su propio asesinato para culpar al presidente de Guatemala

Teodicea

Voltaire y Puerto Príncipe.

De la nota de Agencia para el diario El mundo:

Según un periodista de la agencia AFP, los cadáveres se amontonan por todas las carreteras del país, mientras que los actos de pillaje y saqueo ya han comenzado a producirse en la capital.

Aunque no fuera verdad, conviene que la opinión pública deje detrás toda esperanza... a la puerta de lo que pasa. 

No estoy tan seguro



Supongo que se gana y se pierde...

12 de enero de 2010

No tenemos edad

Para la brujería, para un saber rápido que concluye en sortilegios. Somos lo que hemos llegado a ser y nada más, sustancia precaria---

No tenemos edad, y pese a todo valoramos por encima de cualquier otra cosa la decisión de saber. Qué pocos la mantienen coherentemente cuando llegan a su edad adulta, profesional. No puedes (tú, tan inexperto) dejarte llevar por tu conocimiento (relativo) de un particular dr. house real (no puedes guiarte por lo que aprendiste en un fin de semana, ya sabes a lo que me refiero). Yo sí creo que hay saberes liberales, tan precarios como nuestra sustancia, es evidente. No deben entregarse (esos sabios agraciados con esos conocimientos) a la pompa del mundo, naturalmente. Si se entregan, pues... qué le vamos a hacer!

El conocimiento nos humaniza, no nos hace felices. El conocimiento, lo más seguro, nos lleva a lo contrario: a la infelicidad de sabernos sin remedio y cada vez más entregados (deyecto, deyección). Vemos a los demás, lo ingenuos que son sin que nosotros nos hayamos convertido en más inteligentes. Al contrario, cada vez nos cuesta más caminar. Pero vemos su ingenua debilidad, lo mucho que no saben, y hemos ganado algo precioso: la piedad. No remedia nada, tampoco; no nos vuelve personalmente mejores, ni incrementa la cantidad de eudaimonía en el mundo. Simplemente hemos decidido no hacer daño, aunque nos cueste tanto. Aunque se quede la intención en la voluntad de provocar el menor daño posible. Que Dios se apiade de nosotros.

Es tan difícil lo que pide

I. C.:
Los muertos no exigen nada cuando ya no están en ningún sitio. Sólo silencio. El resto es pura cháchara.

Cumplir con el deber y callar, es tan difícil.

Kafka on Journal/s, XIII

19 de noviembre  de 1913. Me conmueve la lectura del diario. ¿Será debido a que en la actualidad no tengo ya la menor seguridad? Todo me parece una construcción. Cualquier observación de otro, cualquier mirada casual lo vuelca todo hacia el otro lado en mi interior, incluso las cosas ya olvidadas, absolutamente insignificantes. Ahora me siento más inseguro que nunca; sólo siento en mí la violencia de la vida. Y estoy insensatamente vacío. Soy realmente como un cordero perdido en la noche y en las montañas, o como un cordero que corre detrás de ese cordero. Estar tan perdido y no tener fuerza para lamentarse de ello.

¿El diario podía apuntalar algo? Que me digan cómo.

Pues no...

... , parece que Sobejano no dice nada...

... En qué fregados se mete uno!!! ¿Quién puede tratar con severidad del existir de las moscas después de lo que dijera el bueno de don Antonio M.? (Con bueno quiero decir sabio.)

... No le queda a uno mismo sino la representación de un lamentable personaje, riguroso (eso sí) a la hora de emitir sus interpretaciones. Un hermeneuta de barrio, podríamos escribir. Y no de los barrios más altos -completarían las almas bellas y buenas.

11 de enero de 2010

Kafka on Journal/s, XII

21 de agosto de 1913. Hoy he conseguido el Libro del juez, de Kierkegaard. Como ya suponía, su caso, a pesar de algunas diferencias esenciales, es muy semejante al mío, por lo menos se encuentra en el mismo lado del mundo. Me confirma, como un amigo. Redacto la siguiente carta al padre /de Felice Bauer/, que pienso enviar mañana, si tengo fuerzas para ello.

En el mismo lado del mundo. En el errado.

Consilium

No mires. Confía.

Letra, poca

Algo de Flaubert (B. et P.), algo de Trapiello (Los nietos del Cid). Tengo un gusto excelente, y un espejo que no me quiere lo bastante. ¿Por qué?

***

Recomendamos libros, y recomendamos que no se diga que se han empleado.

***

Se me olvidó consultar el Sobejano sobre Baroja y el dolor. M... de memoria.

***

Tengo que aquí al lado, encima de la impresora y casi aplastándola a la poveretta, un tomo nada liviano del maestro don Pedro Cerezo Galán, que tanto me hizo sufrir (creo que para bien): El mal del siglo. 800 páginas en formato panorámico de pantalla grande. De momento tengo la intención de mirar los capítulos que me van: escepticismo, pesimismo y nihilismo fin de siècle.

El paso del XIX al XX, preciso. Porque a finales del XX la humanidad había optado mayormente por volverse imbécil. Esto último me lo susurran. Yo no lo pienso así.

Malestar

Malditos vv.

10 de enero de 2010

... y Messi su profeta


Nevadas en los alrededores

Frío aquí.

Mi verdad es montaignista, escéptica, contra-puesta (objetiva), egotista. Le falta el más allá de la subjetividad (recia presencia) fundamentadora.

Qué ignorante! (yo)

B. Williams, Descartes...

***

Antidemocrático: detestaba la grosería y el ruido. Articulados, producen... la opinión pública.

Habrá que mirar

Fª y retórica

... y esta página en gral.

Kafka on Journal/s, XI

13 de septiembre de 1915


9 de enero de 2010

En consecuencia...

En la medida que el dolor representa la verdad deducida del curso de los acontecimientos, de la historia, de los cuerpos, no queda otra que transcribirlo---

Leer al trasluz: Trapiello sobre las gentes del 98 (Los nietos del Cid, 1997), Crítica y verdad (un librito de Barthes, original de 1966) y lo que toque de/acerca de R. Descartes (¿B. Williams? -pues B. Wlliams; ¿J. L. Marion? -pues ok). Leer al trasluz, leer al trasmano, ocultándose. El frío de afuera y el frío de adentro.

La madre de A. Camus, sin voz. Los padres sin voz obligan.

P(o)s(tIt). No recuerdo lo que escribía Gonzalo Sobejano (Nietzsche en España, Gredos) sobre el tema de la tesis de Baroja y su obra posterior (en relación con las filosofías germánicas de Sch. y N., y todo eso). Mirar el lunes. O de la erudición como arma de embotamiento personal.

Encerrado en casa.

La duda transformada en dolor


Baroja: El dolor, tesis de medicina.

Anticartesiano: el dolor, verdad mediata, deducción del cuerpo---

Kafka on Journal/s, X

26 de octubre de 1911

… para colmo de la desgracia, escribo muy mal y tengo que pensar en lo buenos que son los recuerdos de París escritos por Löwy con una emoción ininterrumpida, nacidos de un fuego que arde por sí mismo, mientras que yo (…) me hallo casi exclusivamente bajo la influencia de Max…

2 de mayo de 1913
Se ha hecho muy necesario llevar un diario nuevamente. Mi cabeza insegura, F., el derrumbamiento en la oficina, la imposibilidad física de escribir y la íntima necesidad de hacerlo.

Negro y blanco

Por alguna razón que se me escapa (se me escapa casi todo, hasta los argumentos de las vidas) la basura moral anida en los períodicos, de un modo similar a lo que pasa con la basura del corazón en las tv´s. Corolario del relativismo, sin duda: al haberse quebrado las tablas de la ley (moral, kantiana), ¿quién le va a negar al amoral su derecho a ofrecer su punto de vista particular? Me da asco, y no sé si más la necedad o el morbo...

Por contra, un texto de B.-H. L. sobre Camus en Babelia. No todo iba a ser inmundicia en la opinión publicada.

Baroja, sobre el dolor, de su Tesis


En Google Libros.

También (o sea, no autógrafo, supongo) en el volumen 13 (Ensayos, I) de las Obras completas de Baroja editadas por Círculo de Lectores. La edición (también facsimilar) de 1980 en Salamanca (Real Academia de Medicina), ¿quién la encuentra?

Pero me estoy liando con esto de facsímil y no facsímil...

Soñé que pensaba...

... que el odio (del cual cada uno posee un conocimiento cuya rotundidad soporta la piedra de Cartesio) se encierra tras la frente. Concretamente detrás de los ojos. Bastaría con una mirada profunda para que los demás lo vieran, pues no se encuentra nada más material y pesado que esta pasión.

Antes o después me imaginé que los acontecimientos (del tiempo desaparecido) no pesan.

Antes aún, de esto estoy seguro, supe que nos perdemos en el mismo mundo de objetos al que hemos reducido nuestra vida. Hasta el punto de que un amor sin objetos presentes ya nos parece incomprensible e imposible.

8 de enero de 2010

-Si me permite...

Pese a lo que pueda sostenerse (Sch., ¿Baroja? et al.), pocos temas encuentro más antifilosóficos que el del dolor (en sus variadas facetas). De doloribus non est disputandum.

Roland Barthes

Al pie, Crítica y verdad, Siglo XXI, 2005:




Si lo sigo... y Mallarmé no tiene empacho en seguir escribiendo de la palabra. Pero, ¿quién es Mallarmé? ¿Qué puede sostener sobre el lenguaje?

Una duda

A veces se encuentra algo que mueve serena y pesadamente la angustia, que se despereza (ella sí), viene a la superficie y nos encierra bajo una oleada de plomo.

¿Ha valido la pena el día por haber encontrado esta claridad casual? La firma, el tiempo, lo forcluido...

Incomprensible

Calló sobre sus asuntos y dio de sí su mejor versión. No era. Actuaba. (Con precisión maquinal y helado interior.)

***

(La fortaleza de la carne; la estupidez de las pasiones que debela la razón)

Escuchar un nombre, pensar, sufrir. Larra. Ganivet. Pavese.

Vía blog

Amiel en Coctelmarx:

“El yo me aburre” decía Dumont. También a mí. No tengo gusto ni aliciente para vivir, obrar , amar por mi cuenta. No siento ambiciones de gloria, ni de carrera, ni de riqueza, ni de felicidad. No tengo gana alguna de casarme, ni de adquirir una posición, o unos hábitos. La necesidad de definirme, de conservar un puesto, de fijarme, me aterra. Soy indolente y orgulloso, indeciso y desafiante, tímido e inconstante. Por todas partes veo gentes que ganan, se sitúan, se casan, compran, mejoran, etc.; todo esto me resulta completamente extraño; los miro con curiosidad, pero no creo que eso tenga que ver conmigo. Y precisamente por comparación con las actitudes de mis contemporáneos, me doy cuenta de mi extraño carácter. Y sin embargo soy orgulloso, y necesito afecto; y no sé ocuparme seriamente de mí bajo ningún aspecto. No siento mi propia edad , ni necesidad alguna apremiante, ni un deber positivo. Haría falta que alguien me inspirase ambición , para ennoblecer mis esfuerzos . Me afecta , sí, el dedicarme a cualquier cosa de gran interés, pero no creo ser necesario , y no veo que mi celo o mi inercia puedan tener la menor importancia. Para adquirir energía necesito confianza, y un austero control que me revele mi fuerza y mi responsabilidad….

Acedia

Frialdad del corazón, el peor de los pecados. Karma, cumplimiento.

***

¿Qué se hace cuando se encuentra en un libro la firma de un suicida?

7 de enero de 2010

Qué lejos!

Uff! El experimento de Michelson-Morley y todo lo que vino después y lo que vino antes.

Tienes las piezas, y se te escapa la construcción. O bien llegas a intuir la construcción y se desordenan (a ti) las piezas.


Habrá que mirar

Diario.

Oh, espíritus hermanos!

***

... Y luego está la maravilla de saber que alguien ha tenido (¿las ha visto?) las películas de Ozu.

Kant

Los juicios de gusto no son universales. A veces son coincidentes. Hay un mundo de diferencias. Lo primero sería razón pura; lo segundo, experiencia.

6 de enero de 2010

Lo que sospechábamos, II

Los amigos solíamos hablar de estas cosas, para hacer como que olvidamos o por lo menos dilatamos lo inevitable: decíamos que el edificio cartesiano, esa fantasmagoría transparente de cristal y acero (el cogito) se cimenta en la dura roca aristotélica (las categorías y el ppio. de no-contradicción). Que sus picores teológicos son de cara a la galería, retóricas para salir del paso. Ya pueden venir los deconstructores de toda laya a pontificarnos que todo es lo mismo y esas vainas, y la culpa... del hombre feo (Sócrates).

***

Sostienen que ésta era su vivienda pro-yectada:


... y que, asqueado, el deconstructor mayor se fue a la selva negra y levantó su cabaña-morada con sus propias manos y mala leche.

Preposiciones, adverbios, nexos et al.

" ... se predica la mansedumbre tras la buena conciencia del asesino."

Tras, detrás, después o antes de, a causa de, como consecuencia de...

La "comedia trágica" de Dürrenmatt es realmente malvada, como corresponde al ser humano y más todavía en el siglo XX. La justicia no retorna (en la mente y actuaciones del@ personaje principal) si no es como venganza. Themis no, Némesis. Ejercida, la venganza, sobre el remoto precipitante de la tragedia personal, para el que no hay redención reisertora, ni a la inversa. Para el que no hay más que la aceptación de la muerte que lo ennoblece (por esa misma resignación que dice sí a la justicia radical). Pues Némesis, tentadora y demagógica, viene cargada de dinero con el que comprar la voluntad y ejecutar de esa manera (esto es, a manos de una pequeña sociedad que mantiene unas legítimas ambiciones de progreso y felicidad) la parodia de una reparación (el mal o crimen antiguo que alcanza otro simétrico en el mal de ahora, la justicia como partido de tenis con bolas aplazadas o como un espejo que viene al fin). Némesis no precisa más que de una ideología. ¿Y qué filosofía no se ha prestado a serlo -a prostituirse a sí misma y a prostituir la justicia?

Lo que sospechábamos



A. Trapiello, Los nietos del Cid, Planeta, 1997, p. 23

Nota al pie


(Pedro Bádenas, en : Menandro, El misántropo, editada junto con otras comedias del mismo autor griego por Gredos, Biblioteca Básica, 2000)

Kafka on Journal/s, IX

16 de diciembre de 1911:

Mi deseo de escribir una autobiografía lo cumpliría sin duda inmediatamente en el momento en que me liberase de mi oficina. Al ponerme a escribir, debería tener ante mí un cambio tan radical, como meta transitoria, a fin de poder organizar la masa de los acontecimientos. No puedo concebir otro cambio más alentador que éste, aun siendo tan tremendamente improbable. Pero entonces, el hecho de escribir la autobiografía constituiría una gran satisfacción, porque se efectuaría con tanta facilidad como la transcripción de sueños, y sin embargo tendría para mí un resultado totalmente distinto, grande, que me influiría para siempre, un resultado que, además, sería accesible a la comprensión y a la sensibilidad de cualquier otra persona.

De la autobiografía como proyecto: se escribe para darle otro curso al tiempo.

L. Ch.

Cualquier comentarista pretenderá demostrar su mayor cultura, subsumiendo la transformación del sujeto filosófico en sujeto poético (silencioso o hablante de otra lengua más natural) dentro del marco categorial de su comprensión del tiempo.

Tenía que pasar



El día en que un chaval de la Calle de las Tejeras (à mon village, A.) dio (nos) un serio disgusto en el campo del honor de J. L., redentor (según cree él). Pasó porque tenía, el balon cruzaba por allí y pedía entrar. No hubo nada, ni triste pensamiento, de mentalidad imperialista almeriense.

5 de enero de 2010

Composición

Razón teórica:

                                         Culturas, lenguas e


V. Gómez-Pin, Descartes. La exigencia filosófica.

&

Razón práctica:



Dürrennmatt, La visita de la vieja dama. Se debe aclarar que esa oración, en la que se pide por la prosperidad, la paz y la libertad, reperesenta el final de la obra, cuando, al fin, se ha hecho justicia (homicidio ritual, iniciático). O sea: que se predica la mansedumbre tras la buena conciencia del asesino. ¿De qué me suena?

Kafka on Journal/s, VIII

15 de septiembre de 1912, sobre Goethe, très probablement (escribe Le Rider):

El presentimiento del único biógrafo. El hueco que la obra genial ha dejado al quemar lo que nos rodea es un buen lugar para encender la pequeña luz propia.

Ningún talento para la lógica

Mejor así, a ver si la vida (te) sorprende.

No obstante, guarda cuidado, no sea que te sorprenda demasiado:

Nein

No se puede leer así, con este desorden y saltos de libro a libro; pensando que se van a quitar los siete velos de la verdad. Al convertirse ésta en un cuerpo desnudo/desnudado, le corresponde por derecho a quien ha perdido la vergüenza, no al tímido arrojado a su interior (in-timidad).

No se puede, te conviertes/n en un bicho raro, al que no salva ni la conciencia. Pero es que ésta, lejos de salvarlo, lo condena, es la condena.

4 de enero de 2010

Was ist Eklektizismus?

Ich denke, das kann:

Side A)



Side B)

Prosigamos...

Descartes...

¿Inocente o culpable?

No sé a qué atenerme: me sigue resultando antipático el personaje. Y si las ideas son secreciones...

Encantador

Qué humanidad!

Jacques Tati. Contra la depresión y la angustia. Este cartesianismo humorístico. Entre la burla y la pesadilla: pero todo con inteligencia y bondad. La justificación del cine.

... Ese final maravilloso, fundido, de Les vacances de Mr. Hulot.

El principio tampoco está mal: la sonora llegada, los espíritus languidecientes de los vacantes...

Maladies

No a causa de, sino a pesar de lo que leo, la autorreflexión significa una pesadilla…

El texto ajeno solamente en la medida en que me equivoco y hago mías sus palabras (había escrito hago suyas mis palabras, oh Freud!).

Ma decouverte



... Pero yo sólo enlazo a los que me gustan...

Me gustan los que me dicen algo, los que me sacan de mí.

Pensamiento/Langue

Moi, je suis incapable de penser. J´ai besoin de parler (en) autre langue.

***

Il y a deux personnes qui lisent R. B. à mon village. Lui, et moi.

3 de enero de 2010

¿Cómo se inserta un vídeo?



Hasta los torpes podemos.

Ahí va otro, Arte y ensayo:



Como un niño con zapatos nuevos, pero que volverá a lo mismo...

República, hasta más ver

Hay un fragmento maravilloso en el texto platónico, que me parece como una completa fundación del significado de la opinión pública: en la que (se, yo) incluiría la prensa, la demagogia política y la publicidad. En estos escenarios el filósofo no tiene otra que hacer el ridículo. Si no se ha dado al párrafo la importancia que merece (si no le ha dado, que no lo sé), pienso que puede deberse al lugar de estas palabras, que vienen tras el entusiasmo de la visión radiante del sol-bien, antes de obligar al filósofo a la vuelta melancólica de pastor entre las ovejas, por mucho que su saber y valor le ponga por encima. Realmente, en punto a melancolía y angustia, estas palabras intermedias, no tienen comparación.

-Y, si hubiese habido entre ellos algunos honores o alabanzas o recompensas que concedieran los unos a aquellos otros que, por discernir con mayor penetración las sombras que pasaban y acordarse mejor de cuáles de entre ellas eran las que solían pasar delante o detrás o junto con otras, fuesen más capaces que nadie de profetizar, basados en ello, lo que iba a suceder, ¿crees que sentiría aquél nostalgia de estas cosas o que envidiaría a quienes gozaran de honores y poderes entre aquéllos … ? (República, Libro VII, 516c-d)

Interviews

(Entrevista a Chacal en el diario El país) No sabría uno si es correcto hablar de la miopía del fanático, de su vista corta, de su estrechez de miras (en el espacio, en el tiempo, en las consecuencias). Seguramente eso ocurre (el no poder juzgar uno, el no decidirse, el angustiarse en la evaluación) a causa de un defecto en el juicio, ligado al funcionamiento (incomprensible, inefable) de las palabras (ajenas, y en ocasiones también de las propias). A veces pasa, sin embargo, que se ve demasiado bien o que se piensa de otra manera: y se imagina que no le falta amplitud de miras al ideólogo o al ejecutor de la ideologías, que ha mirado (él) con ojo de águila y ha dicho sí a lo que ha visto; que lo va a implementar, si puede, con metódica de serpiente. A los demás les puede parecer una pesadilla, a él no. Ratio ancilla.

La araña omnisciente

Pues no, quise decir lo que dije.

Ahora bien, qué sea lo que significa querer y lo que significa decir, y que el primero concuerde con el segundo; que todo esto suceda presuntamente en una mente dotada de consciencia; acerca de todo esto y de lo queramos decir (oh!) con significar y con verdad ya no sabría yo seguir.

Nota: pero es una pequeña araña vengadora: blogger no me deja poner como dirección del link una dirección de búsqueda en google. Hay que suprimir www.blogger.com antes de lo siquiente, si se quiere ir al link... ¿Por qué sucede esto?

Desorden

Lecturas enredadas, libros a medias, la cabeza en ningún sitio---

Dürrennmatt, Barthes, Flaubert... La obsesión por Lord Chandos, y que debo informarme sobre el tal Descartes (Marion, Gómez Pin)---

Mis dificultades lingüísticas, la edad, la felicidad paradójica que excitan los neuróticos (Barthes)---

Domingo, el Señor descansa.

2 de enero de 2010

Vale la pena

Someterse al acto de fe consistente en pensar que El libro de los pasajes (tal como está editado) lo escribió Walter Benjamin. Solamente para adquirir categorías con las que describir la experiencia del hombre en las grandes superficies, una no-persona en un no-lugar: nada utópico, muy rentable y muy siglo XXI, el siglo de las ovejas rientes.

La ciudad no es (para mí)

Por eso mismo: cíclicamente, el montañés tiene que bajar, a fin de comprobar el ascenso sin misericordia de la civilización pequeño-burguesa, a cuya altura él ya no puede estar, por mucho que quiera. Intenta, cuando baja, superar su nesciencia terrible. Su cosecha: dos Barthes (Diario de un duelo y El susurrro del lenguaje, ambos en Paidós), dos ediciones del Lord Chandos de Hofmannsthal (Alba y Pre-Textos), dos Sch. (El arte de saber vivir, Valdemar, El arte de insultar, Edaf), y un Gómez Pin (Descartes, La exigencia filosófica, Akal)---

Definitivamente: la escritura barthesiana, así sea tan lúgubre como en el Diario de un duelo, hace feliz a mi depresivo no saber. Aunque se trate del libro posiblemente (por la proporción relativa de letra y blanco) más caro del mundo---

Kark Kraus y A. Schnitzler, pacifistas

Qué difícil huir de los tambores de guerra. De la penúltima, televisada, 2003, aún conservamos imágenes de pesadilla. De la anterior, 1991, la hipocresía nos ha borrado toda huella (pues era, se dice, una guerra legítima). El asco debe presidir en el pórtico de nuestros juicios de valor.

1 de enero de 2010

Atrabiliario

Para argüir contra la idea de que la Tierra se vaya a deshacer de la especie humana (pues él no cree en un alma viviente/principio de la materia), no se le ocurre otra que mentar el peligro amarillo (de los libros escolares y estereotipos del régimen de F.) y la decadencia de Occidente (en el mejor de los casos un eurocéntrico; en el peor, un fascista; pero, ¿no es lo mismo?).

Kafka on Journal/s, VII

Del 4 de febrero de 1912:

El entusiasmo ininterrumpido con que leo cosas sobre Goethe (conversaciones de Goethe, años de estudiante, horas con Goethe, una estancia de Goethe en Frankfurt) y que me impide totalmente escribir.

Del 5 de febrero:

Cansado, he dejado incluso la lectura de Poesía y verdad. Soy duro por fuera, frío por dentro.

Más tarde, el mismo día:
 
Hermosa silueta de Goethe, de cuerpo entero. Impresión simultánea de repulsión a la vista de este cuerpo humano perfecto, puesto que superar este grado de perfección queda fuera de lo imaginable...
 
Días después, el 8:
 
Goethe: "Mi placer al crear era ilimitado".

Vuelo y vuelta del prisionero (el concepto encerrado)


Simon Ammannn, Garmisch. Aquí las fotos.

Siempre lo mismo

Los valses de los Strauss en Viena, ejecutados por su Filarmónica (la música, a no dudarlo, que preside machacona las noches festivas de los jóvenes en sus cervecerías conspiratrices, a ver si le imprimen al mundo un giro utópico), la homilía inicial del Santo Padre en el Vaticano y los saltos de esquí en Garmisch (suceso ontológicamente admirable, el de saltar más de cien metros sobre lo blanco, para quien vive casi cabe un desierto).

2010

Bueno. A ver lo que se cuenta Gustave Flaubert...