5.5.16

Vaticinios de Spengler

Es posible predecir, por lo tanto, el final del pensamiento físico de Occidente. (Cita P. Forman, p. 72)
Para describir la realidad de la praxis política quizás convenga utilizar el término "desparpajo". Que suena a sinergia de esperpento y desvergüenza.

4.5.16

¿De qué están hechos los espejos? Quizás que de tiempo adherido a una superficie reflectante. Que lo mismo puede ser la conciencia abriéndose paso desde el interior de la tierra donde se hallaba anticipada e indebidamente sepultada.
A propósito de ciertas materias frustrantes lo más conveniente consiste en el olvido trabajado a conciencia.

3.5.16

Harvey Car

El corazón del mundo es la industria automovilística. Así se comprueba en las carreteras, en el flujo mecánico que atraviesa las venas tendidas en la tierra.

Mis cavernas

Le conté al Dr. Nitche mi sueño. No podía andar. Arrastraba una cadena al cabo de la cual debía haber una bola muy pesada. Así al menos se representan a los prisioneros. Al volverme vi, esa era la razón, a una especie de diablo que tiraba de mí. Soy tu pasado, creí que me decía. Nadie se libra de su peso. Ya puedes arrojar tus relojes, o hacerlos girar hacia atrás. En realidad, tampoco existo, seguía hablándome. Soy tú, que no te queda más remedio que reconocer la verdad. Aunque sea proyectándote en un sueño.

III

Libertad de acción, ¿para qué? ¿Para equivocarte?

Times are rechanging.

II

Libertad de pensamiento, ¿para qué? ¿Para entregarte a lo negativo?

El tiempo en sazón

Libertad de expresión, ¿para qué?

2.5.16

Fuera del tiempo

Kirk Douglas no ha fallecido, pero C. P. Snow sí.

Krausiana

De todo cabe en los diarios:
¿Por qué no se puede encontrar nada de Radiohead en Internet?
Cifuentes apela al espíritu del Dos de Mayo para alcanzar pactos
(En El País)

Había que escribirlo

A un Nabokov escogiendo escribir en inglés y en ruso, ¿por qué no oponer la estrategia de Roland Barthes negándose a aprender una lengua extranjera por miedo a que su trabajo de escritor se contaminase? (P. Bruckner, El vértigo de Babel, Acantilado; el texto original de P. B. es de 1994)