24.5.15

Todos hemos ganado las elecciones. Como siempre.

Necrológicas

Muere el matemático John Nash en un accidente de coche  (El Pais)
(Prólogos) Es una idea: la ciudadanía como jauría humana. De ahí que la razón política deba encerrar a los recalcitrantes, los locos.. Descartes debió escribir un Discurso del método para conducir bien la insania..
***
La injusticia y el dolor son sustancia del mundo, y el pecado -delito, crimen,  acto de soberbia- consiste en cobrar conciencia de ello, en hablarlo y, aun peor, en escribirlo. La satánica sierpe diole a Adán la venenosa fruta de la escritura. Menos mal que al cabo tuvimos a Paul de Man y Jacques Derrida, la izquierda heideggeriana.
***
El castigo se muestra doble: razón codiciosa, absurda en un ser para la muerte; libertad como ausencia de un dios (esto es, condenado a existir como deidad con minüsculas). Falta lo más terrible: el espejo, la conciencia puesta delante de sí, reflexión, [razón de la razón, absurdos, por qués que rebotan en un no saber nada..]

Para esta escisión no existe sutura posible: la vida se existe, la filosofía se lee. Pero, ¿quién?

La justificación del uso de la razón está en su abolición total.. [Bueno, sí, Wittgenstein Viena, la crisis y todo eso.]

El método cartesiano para la locura debería asegurar que la vida es un sueño y que más vale que un genio marfuz no estafe. Una piedad barroca, calderoniana, podría avalar al mismo tiempo la tranquilidad de la existencia y la razón política: platonismo, en síntesis y suma.

De las ciudades caras en los Estados de gran bienestar

Érase una gran ciudad europea de un país hiperedesarrollado donde pasaban meses sin que saliera el sol. Los psiquiatras recetaban lámparas para tratar las depresiones por falta de luz. En esta ciudad, que no digo, vivió S. K., imposible seductor.

El cuerpo dice o señala: -Yo existo.

Fracaso arrastrado

Durante el neolítico pudo alcanzarse una solución.

23.5.15

En las ciudades hermosas e históricas casi nunca falta su gentío. Incidentalmente: arqueología tecnológica e industrial y muy buenas fotografías de África en la Sala de Exposiciones de La G.

Vanidad de la vanidad. 1as. y 2as. acepciones.

Inérase una vez

Pasaron los años y la obra seguía sin realizarse.

Apariencias. Estafan.

Los sábados, Dasein

Ciudades, libros, hipocondrías...

22.5.15

Y 100.

El documental de viajes sobre Paraguay consigue que el país siga pareciendo siniestro más de 25 años después de Alfredo S., descendiente de alemanes, postnietzscheano.

¿Qué escribe E. O. Wilson en torno a la guerra?
Elecciones autonómicas y municipales el domingo, pero lo más importante es la víspera, mañana: faltan por decidir puestos en Europa y en el descenso. Hay fines de semana que arden, de tan cargado de pasión que viene el circo. Pa. Y que no nos olvidemos de Eurovisión, ese acontecimiento anual palingenésico, tan entrañablemente hortera.

Reiteración fatal (filosofía del lenguaje como psicopatología)

Del conjunto de las obsesiones que atormentan al paciente, ninguna debe ser más necia que la del significado (intención y referencia) de las palabras.

Pascal, Hume...

La aflicción es más fuerte que la razón. (Savater, en El País)

21.5.15

Barthesiana

La mayoría de las ideas, es un decir, se le ocurren, es otro, corrigiendo ejercicios escolares: un espejo puro y matemático, sin ir más lejos.
No sé lo que significa esta vaga, vana, presuntuosa imagen: la conciencia se ve a sí misma encaramada a la punta de un alfiler, encarada al abismo. Una herida abierta hacia dentro y hacia fuera..

La rutina del examinador y pare usted de contar. Otros trabajos comentadores quedan para el fin de semana. Páginas del libro de F. B. sobre los primeros libros,  y malestares y aprensiones fisiológico- tecnológicos.