16 de febrero de 2011

Adagia

No se burle Vd., señor.

Pues don Alberto, célebre phisicist y turista in Spain


promulgó lo siguiente:

"En la medida en que las leyes de la matemática se refieren a la realidad, no son exactas, y en tanto son exactas, no se refieren a la realidad."


Ergo, piense Vd. en la profundidad de la frase sobre la que ironiza con carga maliciosa: puesto que no se refieren a lo real, ¿qué hay que comprender en ellas? mejor ser honrados y confesar que no, que no se entienden. hasta la filosofía, con paciencia, se entiende: puesto que por esa puerta nunca pretendió entrar la exactitud.
Foto: Albert Einstein en Toledo, 6 de marzo de 1923. Fundación Ortega y Gasset.